21 may. 2014

Una casa llena de vida


 Me encantan las casas que están llenas de vida, casas en las que no se esconde la presencia de sus habitantes. Normalmente, cuando vemos imágenes de viviendas , éstas se asemejan más a las fotografías de un hotel que a las de un hogar. En esta casa belga, por el contrario,  podemos adivinar quienes viven en ella, una joven pareja con sus tres hijos pequeños. Lo vemos en los retratos del salón y en los juguetes que comparten protagonismo con el resto de objetos decorativos. Toda la vivienda está diseñada para la vida cotidiana de una familia de estas características; la planta baja abierta completamente, permite una visualización total del espacio. Resulta interesante la idea de haber elevado la zona de trabajo de los adultos, otorgándole carácter y cierta privacidad. Tanto en esta planta, como en el resto de la casa, la decoración es casi minimalista, paredes blancas y muebles empotrados; sin embargo, la elección del diseño y los colores del mobiliario son los encargados de crear un hogar que nos trasmite la idea de familia feliz y divertida.















1 comentario: