16 may. 2014

Barrutando, amor por la cerámica


  Normalmente cuando algo nos gusta mucho pueden ocurrir dos cosas, que las palabras fluyan solas al hablar sobre ello o, como es el caso, que te abrume tanto que no sepas por donde empezar. Y es que esta entrada, es posiblemente la más difícil que he escrito hasta ahora, porque el trabajo que elabora Barrutando me fascina de tal manera que no quiero dejarme nada en el tintero. Barrutando es un pequeño taller de cerámica situado en Avilés, formado por un grupo de chicas de diferentes puntos de España. Sus vidas se cruzaron en la Escuela de Cerámica de Avilés y, al acabar sus estudios, pudieron realizar su sueño abriendo su propio taller. Pero más que un taller, yo diría que es una fábrica de ilusiones, un obrador de emociones, y es que Barrutando consigue sacarnos una sonrisa con cada una de sus piezas. Son todas ellas, piezas útiles para la vida cotidiana, como sus cuencos laneros, los reposa cucharas, saleros, juegos de café, bisutería..., que parecen cobrar vida con sus diseños alegres y desenfados.  Elaboradas una a una con las mejores materias primas y técnicas tradicionales, por lo que cada pieza es única y diferente. 
 Personalmente os digo que es difícil resistirse a sus productos y es que, cuando descubres Barrutando, te transportas a un mundo de fantasía e inocencia en el que parece que los problemas dejan de existir. Un mundo de belleza y buen hacer, que no os dejará indiferentes.



Cuenco lanero

Foquitas

Reposa cucharas

Porta tartas

Juego de café y porta tartas

Maceteros


Imágenes: Barrutando




5 comentarios:

  1. Las focas y los conejos son toda una monada!!! Me guardo estas fotos, para si algun día puedo volver ha hacer algo de cerámica y a ver si me sale así!!! Me encanta!!!!

    Feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  2. Yo me compraré algo de ellas...hay q apoyar las ideas no copiarlas

    ResponderEliminar
  3. Yo me compraré algo de ellas...hay q apoyar las ideas no copiarlas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razóm Marta, además que su precio es más que asequible. Un saludo

      Eliminar