29 abr. 2014

Diy # el nuevo macramé


 Quién me iba a decir a mí que llegaría el día en que, por mi propia voluntad, estaría pensando en hacer macramé para mi casa. Aquella fastidiosa manualidad del colegio se ha convertido en must have del interiorismo actual. La verdad, es que no se  puede negar que el acabado es bonito y llamativo, además de ser un diy bastante fácil de elaborar. Una opción económica con la que decorar el recibidor, así como cualquier rincón especial de la casa. 



Los materiales que necesitamos para este diy:
25 metros de cuerda de algodón (dependiendo del tamaño que queramos obtener)
3 tubos de cobre
19 acoples de cobre
4 tapones para los tubos de cobre
Tijeras
Sierra de metales



 Comenzamos cortando la cuerda que irá en ambos laterales, recordad que éstas serán las cuerdas más cortas. Hacemos un nudo alrededor del tubo que estará en la parte superior; cortamos el excedente de cuerda; atar otro nudo alrededor del segundo tubo, dejando la longitud deseada entre el primero y segundo; volvemos a dejar la longitud de cuerda que deseemos,y hacemos de nuevo un nudo, añadimos entonces el aplique de cobre; justo debajo de éste volvemos a hacer otro nudo. Seguimos los mismos pasos con cada fila, añadiendo unos centímetros a las cuerdas centrales. Para crear el diseño central, debemos cortar con la sierra de metales el tubo de cobre que hemos reservado;  el procedimiento es el mismo que en los laterales. Cuando hayamos acabado, recortamos los extremos de las cuerdas y colocamos los tapones en cada extremo de las barras. Y ya está listo para colgar en el lugar deseado. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario