12 mar. 2014

Air#


 Hay momentos en la vida en los que te parece que todo pende de un hilo, no sabes cómo va a ser mañana, ni siquiera cómo será hoy. A mi es algo que me pone bastante nerviosa, esa falta de organización, de qué pasará, a dónde tendré que ir, o a quién tendré que ayudar. Y así es cómo me he  sentido estos últimos días. Cuando ves que alguien que te importa, está atravesando un mal momento, nervioso por unos resultados, parece que todo está en el aire, incluso te pones en lo peor. No sirve de nada, al final las cosas se van solucionando, o nosotros nos vamos adaptando a ellas. Así que aquí estoy de nuevo, con las pilas cargadas y con muchas ganas de hacer y aprender un montón de cosas. Porque en el aire también se puede vivir, y si no que se lo pregunten a los sueños. 
***


No hay comentarios:

Publicar un comentario