23 may. 2014

Diy # Formica Revival


  Como en el cuento de Juan Farias, "Una cinta azul de dos palmos y medio", lo que para unos ya no sirve , para otros es un auténtico tesoro. A mi me ocurre con las mesas y las sillas, siempre les veo una segunda oportunidad, un modo de renovarles el aspecto y devolverles el protagonismo que un día tuvieron. El día que hay muebles al lado del contenedor, mi corazón se acelera mientras me acerco con la esperanza de encontrar mi particular tesoro, pero casi nunca hay suerte. Una forma sencilla de renovar un mueble de formica es aplicarle diferentes áreas de color, que contrasten entre sí y potencien el aspecto artificial de la lámina.


Necesitaremos:

Papel de lija fino
Vinagre blanco
Esponja y paño
Cinta de pintor
2 ó 3 rodillo pequeños de espuma
Bandeja para la pintura
Sellador
Pintura acrílica de varios colores
Barniz mate



 Limpiar con una esponja, empapada en vinagre blanco, la superficie de formica y dejar secar. Colocar la cinta acotando el área que pretendemos pintar. Lijar la zona suavemente, haciendo pequeños círculos; limpiar con una esponja húmeda y pasar un paño. Con uno de los rodillos aplicar la base selladora, dejar secar. Aplicar la pintura  de color, dejar secar y lijar suavemente antes de volver a aplicar una segunda capa. Cerciorarse de que haya secado la capa anterior antes de aplicar la siguiente. Dejamos secar de nuevo y aplicamos dos capas de barniz mate. Repetimos el proceso en cada una de las áreas que vayamos a pintar.


Imágenes Mamie Boude




2 comentarios:

  1. Me gusta, pero creo que es una de estas cosas que te enloquece dos días pero te cansas enseguida.

    ResponderEliminar
  2. Que original!! Y bonitas, por supuesto!
    Me encantan los colores que ha elegido!

    Besitos!!!

    ResponderEliminar